lunes, 27 de julio de 2009

LOS OJOS DE HEISENBERG


Frank Herbert

Título original: The eyes of Heisenberg


Año de publicación: 1966


Editorial: Ediciones B


Colección: VIB nº 23/2


Numero de páginas: 286




Traducción: Gloria Pous

Edición: 1993

SINOPSIS:

La novela nos traslada a una sociedad futurista gobernada por los Optimen, seres humanos genéticamente perfectos, y que gracias a la manipulación genética y al control de enzimas, viven miles de años. Como contrapartida, son estériles y pierden su capacidad para vivir emociones fuertes, ya que esto trastoca su delicado sistema enzimático. Esta nueva generación de humanos gobierna despóticamente sobre los Folk, humanos con derecho a reproducirse, y los Sterrie, que no son más que mano de obra que ni si quiera tiene derecho de reproducción. Enfrentados a ellos en una lucha de siglos encontramos a los Cyborgs, seres que paulatinamente han ido sustituyendo sus partes humanas por implantes electrónicos, convirtiéndose en maquinas, mas que en humanos, y perdiendo de esta forma, su capacidad para tener sentimientos. En este escenario, los humanos corrientes, son los que sufren las consecuencias de este juego de poder entre unos y otros. Este delicado equilibrio de poder se rompe, cuando entran en escena los Durant, capaces de engendrar un hijo con todas las facultades de los Optimen y con capacidad de reproducirse. El enfrentamiento enseñará a los contendientes, que la vida sin emociones pierde gran parte de su valor y que la lógica es un pobre sustituto de los sentimientos.

OPINIÓN:

Nos encontramos con una joya literaria, que quizás sorprendería más, si no hubiese sido escrita por quien ha sido escrita, una vez mas Frank Herbert sabe hacernos reflexionar sobre distintos aspectos de la ciencia, sin dar una visión catastrofista de la misma, o sin decantarse a favor o en contra de un determinado dilema moral. Si en otras obras nos hacia reflexionar sobre el ecologismo, la dependencia de las máquinas, la psicología etc…, en esta ocasión le toca el turno a la manipulación genética, tema totalmente de actualidad hoy en día, pero que en 1966 cuando se escribió esta novela, casi no existía ni como concepto.

El buen hacer del autor se nota en una prosa, que parece sencilla por su falta de alardes, pero que asombra por su capacidad para meternos, en tan solo 286 páginas, en un mundo tan complejo y cuyo trasfondo plantea temas tan serios como la inmortalidad o la evolución, un mundo, que no puede menos que evocar, en cierta medida, a la obra de Huxley Un mundo Feliz.

Cabe señalar, en la parte negativa, que el libro en ocasiones transmite la sensación de ser, más que una novela, un relato corto venido a más, de tal forma que en ocasiones nos presenta pinceladas de cosas importantes en la historia, y que sin embargo luego no desarrolla; por ejemplo, la posible intervención externa al planeta tierra que recibe el embrión de los Durant y que luego no se desarrolla mas en la historia, o la desaparición de un personaje de tanto peso en la primera parte como es Potter.

Como conclusión mi opinión es que nos encontramos ante un gran libro ágil y entretenido, que si bien es cierto que no es el mejor libro de Herbert, no desmerece para nada.

LO MEJOR:

- La capacidad del autor para presentar distintos dilemas morales sin decantarse.
- El personaje de Sveengard clásico antihéroe, al que uno le coge cariño.

LO PEOR:

- La sensación de estar ante un relato venido a más.
- Los Optimen, teniendo en cuenta que algunos han vivido asta 80 mil años, aunque despiadados, aparecen en la novela como demasiado humanos, cuesta creer que una persona que viva tanto tiempo, no pierda toda su humanidad por el camino.


PUNTUACIÓN:

- Calidad literaria: 3,20 (máx. de 4 puntos)
- Interés de la historia: 2,30 (máx. de 3 puntos)
- Originalidad: 0,90 (máx. de 1 punto)
- Varios: 1,30 (máx. de 2 puntos)

TOTAL: 7,70

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada